Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estación

Primavera, epoca de clima fresco y agraddable, donde las aves cantan, los animales se aparean y ¡vuelven las alergias!
Últimos Temas
Últimos temas
» {ID} Gumi Guminola
Miér Dic 18, 2013 2:48 pm por Gumi

» ✖ Nagisa { I D ] ✖
Miér Dic 18, 2013 2:35 pm por Nagisa

» Mr. Rainbow Muffin [ID]
Miér Dic 18, 2013 2:28 pm por Elliot

» Fuuma, The Hunter.
Sáb Oct 12, 2013 9:24 pm por Fuuma

» Subaru, the twin vampire
Sáb Oct 12, 2013 9:02 pm por .Subaru.

» ✖ Kamui
Mar Oct 01, 2013 6:20 pm por Kamui.

» Fly, Fly Butterfly~ [Rei's ID]
Mar Sep 10, 2013 10:31 pm por Vivien

» Di algo del avatar de arriba
Sáb Sep 07, 2013 8:59 am por Asato

» Cuenta hasta 10
Sáb Ago 31, 2013 3:44 pm por Rin

CORPYRIGHT

Todo el contenido, imágenes, artículos son propiedad de sus respectivos autores.
Skin de Skaôi © y tablas obtenidas con permisos de

Todos los Derechos Reservados ©

Get the party started~ [Expediente Nova]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Get the party started~ [Expediente Nova]

Mensaje por Nova el Jue Jul 18, 2013 6:55 pm

Apodo: Baco, Dioniso, Tarado, Demente, Beau —se pronuncia “Bo”. No confundir con la palabra francesa D: —.

Nombre: Nova. —antes podían responder por el nombre de Aniel o Soren—.

Apellido: Daalgard.

Edad: 23 aparentes.

Nacionalidad: Noruega  —o sea, nacido y criado en Noruega—.

Empleo: actualmente, “Vendedor”Encargado del Mercado Negro.

Raza: Ángel / Ángel Caído / Serafín / mal llamado Nefelim / Ángel demente / Insértese más sinónimos.

Sexo: Masculino. —En serio, lo de la falta de sexo fue una invención de la Gente Loca que vivía en la Edad Media—.

Tendencia sexual: Amante de los Panes Antiguamente pansexual y asexual. Ahora una combinación de ambas(?). Entre la asexualidad y la demisexualidad, para entendernos.

Preferencia:  Suke, supondremos.

Descripción Física: Para no enredarnos, describiremos la actual apariencia de Nova, teniendo en cuenta que dista mucho de lo que en un principio fue antes. Comenzaremos por destacar su altura ya no tan inmensa —al fin y al cabo como integrante de la Corte Celeste su altura era considerada gigantesca a los ojos de un humano promedio—, midiendo poco más de 175cm.

De constitución atlética y muy dentro de la media del llamado grupo, ni músculos en extremo prominentes ni nada que pudiera entrar en la descripción de “raquítico”.  Digamos, entonces, que todo en él es muy balanceado. Por irónico que se vea describir así el físico de alguien que está completamente…ido. Su epidermis es de una tonalidad pálida, no llegando a la denominación de albinismo ni de ente brilloso salido de la mente retorcida de una mujer con serios problemas mentales escritora y en apariencia suaves. Tiene cambios en la tonalidad de su piel en las palmas de sus manos y en su espalda, a la altura de sus omoplatos.

Los rasgos de su rostro son más bien delicados, su nariz es pequeña y un poco respingona. El contorno de los ojos es afilado y sus párpados están ligeramente caídos que aunado a las finas cejas que siempre están fruncidas le da un aspecto ligeramente inquisitivo y gruñón —en lo personal, lo preferimos así y no cuando decide abrir de par en par  sus lindos ojos—. En sus iris presenta una heterocromía total en su ojo izquierdo, el cual es completamente rojo mientras que el derecho presenta una pigmentación verde oliva. Como detalle especial cabe destacar que las pupilas también presentan una diferencia significativa, la derecha es redonda y la otra se presenta vertical.

Originariamente el color de sus cabellos era de un color marrón grisáceo —rubio cenizo—, sin embargo ahora presenta una coloración oscura tirando a berenjena —asumimos que es debido a la maravillosa invención de  los tintes—. El corte de su melena no entraña ningún misterio, sus mechones se presentan desiguales yendo de un lugar a otro de su cabeza sin ningún orden y ofreciendo un aspecto despeinado que al menos a él, no le queda tan mal.

Si alguien llegara a preguntarse acerca de las extensiones que tienen todos los miembros de la Corte Celeste, conocidas también como alas, podemos decir que Nova no tiene ya la capacidad de hacerlas salir en su totalidad. Antes, mucho antes de que todo se diera, poseía unos tres pares de maravillosas, preciosas y enormes alas con ojitos . Ahora, en un  intento de representarlas, tan sólo puede mostrar el esqueleto de estas —lo cual más que hermoso, resulta siniestro— o expulsar montones de alargadas plumas de la nada. Por lo tanto, se abstiene de mostrarlas la mayor parte del tiempo.


Descripción Psicológica: Como se ha indicado más arriba, para evitar los enredos nos limitaremos a definir la psique de Nova, pasando por alto todo lo que pudo haber sido antes. Aclarado este punto, haremos otro inciso para ser breves y no dejar dudas respecto al perfil psicológico de éste pequeñín. Nova no tiene doble personalidad, ni tampoco trastorno de la personalidad límite, múltiple o lo que sea. Simplemente está loco —quizás un poco demente y psicótico también, pero nada grave—.

Ahora, llegando a la zona liosa comentaremos que Nova no tiene una línea racional de comportarse.  Es un ser completamente aleatorio y extremista en sus decisiones. Quien antes tenía un fino y estricto sentido de la justicia y una conciencia demasiado elevada, parece haber borrado de la faz de su  mente  el concepto de ambas “virtudes”. Hace las cosas como mejor le parece sin preocuparse de las consecuencias que puedan traer a otros o a él mismo. Por ello mismo, dentro de su propia locura algunas personas le tachan de ser alguien sin escrúpulos, sádico y algo especial dentro de su crueldad casi infantiloide.

Dentro de los vicios que ha retenido de otro de sus dos, Nova conserva el gusto por las bebidas alcohólicas —el vino en específico— y la música en todas sus expresiones. Quizás un nuevo pecado incorporado es la gula, descubierto en el momento en que pasó a ser  “Nova”. Por otro lado, de lo que si se deshizo era de las tendencias promiscuas del segundo, siendo que la inocencia del primero fue lo suficientemente fuerte como para comerse aquella vieja y humana faceta.

La mayoría de veces la gente se siente engañada por la expresión de Nova, pues no es hasta que abre la boca para decir algo o hace una exhibición de sus excéntricas formas que no se dan cuenta del hecho de que hay algo que no está bien él. Siempre usa un tono sarcástico para expresarse, cuando  está o no usando ironía —así que podríamos decir que su habilidad pasiva es ser un trol encubierto para cierto tipo de personas—.  Es contundente y siempre se preocupa en demostrar un grado de apatía mayor a la que podría haber mostrado en un principio, para que ningún extraño cometa el error de pensar que Nova puede sentir lástima o algo parecido por el prójimo, menos si acaba de conocerle. Es una habilidad que perdió hace mucho.  

Ha quedado claro que es aleatorio y hace las cosas a su modo. Y aunque estas no parezcan muy racionales, hasta ahora todo ha parecido irle bien, por lo que de ahí puede sacarse la conclusión de que dentro de su locura aún reside parte de su visión y otras cosas —como , por ejemplo, conocimiento— que alguien de su estatus cultiva con el paso del tiempo. No tiene problemas en engañar a los demás para conseguir cualquier cosa. En realidad, es algo disfruta de hacer para desquitar parte de la gran cantidad de rencor que le carcome. En algunos de sus episodios de lucidez —o sea, en los momentos que no da la sensación de haber escapado de un sanatorio— se puede percibir que alguno de los dos anteriores a la aparición de Nova era alguien inteligente o que por lo menos sabía usar bien sus neuronas.
 
En el fondo,  Nova sigue reteniendo parte de la naturaleza bondadosa e inocente que una vez tuvo, y se demuestra en la ingenuidad que a veces muestra en hilos muy simples de pensamiento que tiene a cerca de la gente.  También muestra su nula capacidad de tratar con la gente —porque ninguno de los dos anteriores fueron buenos ejemplos como  entes sociales—, por lo que suele terminar haciendo más locuras de las normales cuando trata de impresionar, ayudar  o agradar a alguien. Lo que termina en completos desastres. Debido a esto, no es extraño verle solo la mayor parte del tiempo o rodeado de un séquito de cuasi dementes.  

Gustos:
~Las iglesias.
~La música.
~El vino.
~Las fiestas.
~Dormir.
~Comer, comer mucho y de todo.
~Los animalitos pequeños y de pelaje suave.
~Los pájaros y sus plumas.
~La lluvia.
~Hacer regalos extraños a la gente que le cae bien.
~La luz.
~Que alguien se atreva a darle mimos.

Odios:
~Irónicamente, la gente que engaña.
~La mayoría de seres que pisan la tierra.
~Los animales gritones.
~La mercancía en mal estado.
~Los incompetentes que tratan de malvenderle mercancía en mal estado.
~Los sedantes flojos.
~La mercancía con poca resistencia a los fármacos.
~Que le pidan que muestre sus alas, o cuente cualquier cosa relacionada con su naturaleza o lo que hizo antes de x cosas.

Historia:
Spoiler:

Trataremos de ser breves, para no aburrir a nadie con historias que a nadie le interesan. Para comprender la “existencia” de Nova, nos vemos obligados a recurrir a los “Dos Antiguos”, resumir su historia y así el lector comprenda como la pseudo-convergencia de estos dos entes salió quien es hoy en día Nova.
Pues bien, allá vamos:
Al ser dos historias típicas, comenzaremos con la que a nuestro gusto es más cliché. La de Soren. A nadie le interesa saber su apellido o su lugar natural de nacimiento. Él ya no existe, y a nadie le importa. Así que, ¿por qué a otros debería?

Nació en la típica familia de clase media, con padre trabajador atado a un oficio explotador y asesino y una madre ama de casa, cariñosa y comprensiva. Tenía la típica hermana pequeña con complejo de diva que tenía su propia línea de teléfono en la habitación, con el aparatito forrado en  alguna tela peluda de color rosa por el cual se pasaba hablando con sus otras amigas diva de lo dura que era la vida de una adolescente promedio.

A los ojos de Soren, era un vida asqueante y agotadora. Él era brillante, más inteligente que todos los de aquella casa juntos y además tenía el don de crear música que resultaba mágica para todo aquel que la escuchaba —eso decía él,  a nosotros nos gusta reírnos y encasillarlo en nivel promedio que tanto le gusta—.  Pero era cierto que era inteligente, y además sabía usar su físico para conseguir lo que quisiera, así que para  cuando llegó a la universidad ya se había hecho un nombre dentro de la música —por ahora electrónica—.

Disfrutó durante un tiempo de su vida en clubs, discotecas y fiestas para gente adinerada. Agradecía el dinero que conseguía con ello, y también lo que venía con él —el alcohol, las drogas, el sexo fácil, la gente fetichista y la fama—. Sin embargo, esa buena sensación no duró demasiado tiempo y buscó renovarse. Lo consiguió cuando entró a formar parte de una banda de metal melódico como guitarrista principal.

La “gloria” y satisfacción que ello pudo provocarle se fue muy rápido. Y es que la fama es pasajera, y ni Soren con toda su “mágica música” pudo retener a toda su afición, que fueron en busca de cosas nuevas, cómo él hizo antes.

Inmerso en su dramática depresión musical, Soren recurrió al alivio fácil del alcohol y otras cosas. Entre sus malas compañías se encontraba un individuo que al parecer sabía mucho más que los demás. Él le prometió regresarle a los focos, la vida de verdad. A cambio sólo quería un poco de su sangre.

Soren accedió sin preocuparse lo más mínimo. ¡Él sólo quería que todos volvieran a quedar embelesados con su música!

Pobre idiota. Estúpido iluso.

Siguió todos los pasos que el “amigo” le dio, confiando ciegamente en que todo iría bien. ¿Qué de bien puede ir un ritual en el que se debe presentar el propio cuerpo como sacrificio?

Podremos decir, que tanto alcohol y drogas terminaron por dejarle sin neuronas.  Por suerte, Soren no tuvo que vivir mucho tiempo con su nueva adquirida estupidez. Porque una vez completado el ritual lo último que sintió fue todo su ser ardiendo. Siendo devorado por algo que no tuvo tiempo de reconocer. Al fin y al cabo, ya era demasiado tarde para él. ¿Qué más daba saber qué era lo que le había exterminado?


Ahora hablaremos del Primero —aunque en este caso sea el segundo al salir a luz—. Él es, en esencia, lo que conforma la mayoría del ser de Nova. Sin el grado de corrupción que el pequeñín presenta.  Era conocido como Aniel en la Corte Celeste, y  para situarle, diremos que tenía hermanos lejanos tales como el ángel de la muerte. El Primero creció bajo la “luz”,  escondido del mundo y de los demás.  Como el resto de sus hermanos encargados de dar a conocer la divinidad y el amor de su creador, su apariencia se veía oculta por sus alas.

Aniel, como el resto de sus hermanos, quería ayudar. Sin hacer caso a las jerarquías ni al trabajo que en teoría debía desempeñar, el Primero hizo uso de su libre albedrio para unirse con algunos de sus hermanos lejanos para ir con ellos a la “tierra” y librar batallas como se esperaba de ellos.
Pero el Primero era inocente, y muy ingenuo. Tan ingenuo que antes que pudiera hacer el “bien” se dejó engañar —por decirlo de alguna manera— y terminó en un lugar dónde ninguno de los suyos debería estar, sin posibilidad de salir.

Como es lógico, en aquel lugar que era el hogar de sus enemigos, el Primero  sufrió todas y cada una de las torturas —generalizaremos todas las actividades en las que fue protagonista en esa palabra— que se les pudo ocurrir a sus nuevos compañeros de residencia —o carceleros, como quieran llamarles—. Y poco a poco, su ser fue corrompiéndose. Y en esa corrupción forzada fue que el primero perdió su nombre, su ser y toda su cordura.

Quedó en su pequeño mundo reducido a una celda, resignándose a su nueva forma de vida. Cuando lo impensable ocurrió. Fue llamado de nuevo y por ende, arrancado de su precioso hogar temporal. Sin embargo nada saldría como el Primero habría imaginado.

Cuando apareció en la tierra, no fue con su forma original. En realidad, fue invocado a poseer el cuerpo de otra entidad. La cual fue consumida por el ritual y la energía del primero. Culminando con la “jugarreta final” al pequeño e inocente ángel. Obligándole a cometer otro de los pecados capitales, y así confinarle el resto de sus días en la Tierra.
"
¡Que bobos, eran el Primero y el Segundo!  Es maravilloso pensar que del alma de uno y los vicios de otro pudiera salir algo tan real y tan puro como Nova.

En sus primeros segundos de vida, su energía o su poder era tan inestable que no sólo consumió la vida del Segundo, sino que también lo hizo con las personas que estaban cerca de él y con ello también al mismo demonio que había decidido sacar al pequeño Primero de su celda de un modo que él pensó que sería cruel.
Ironía llegando a su esplendor, eso es.

Lamentablemente, el pequeñín quedó tan exhausto con su pequeña entrada dramática que se desmayó en aquella habitación de una ciudad pérdida de Noruega. Despertó varios días después, aun oliendo a chamuscado y sin entender absolutamente nada de lo que le decían. Al parecer había perdido la capacidad del primero de comprender a la gente sin depender del idioma que le hablaran. En realidad, Nova no estaba seguro de que pudiera hablar en ningún idioma. Y aquel descubrimiento, tan verdadero, le hizo sentirse absolutamente maravillado de nuevo con el mundo.  

¿Acaso le importaba el que hubiera perdido la mayoría de sus dones como ser celeste o estuviera obligado a convivir en la Tierra como castigo por algo que no había estado en su mano? ¡Para nada!  Dentro del caos de ese nuevo mundo todo parecía  más justo, y por lo menos si algo salía mal, podía deshacerse de los problemas sin preocuparse de perder privilegios.  La Corte, podía irse al infierno —y cuando pasaran por lo mismo que él, se prestaría a ser juzgado— y todo eso de que tirasen la primera piedra los que se pensaran estar más limpios que él.  En resumen, los de ahí podían irse a morir. Poco amor le quedaba a Nova que dar, y no lo iba a regalar a la gentecita de su antigua vida.

Saliendo del momento catarsis —de los cuales suele sufrir mucho—, Nova se vio en una habitación de hospital. Como dijimos, al no entender nada, Nova no se preocupó en comprender que era lo que trataban de decirle los del equipo médico y  se permitió sentirse fascinado por lo enano de su cuerpo y las vendas que le cubrían. ¿Qué había ocurrido? ¿En realidad le preocupaba algo de eso? ¡Ni por asomo, no podía ser tan peligroso si parecía tan hilarante!

Así pues, en el hospital, Nova fue recuperándose increíblemente rápido —lo más difícil de dilucidar por sus cuidadores era la falta de cicatrices por quemadura—. Y aunque con el paso del tiempo fue más evidente que el pequeñín no estaba bien —en cuanto a estabilidad mental—, un miembro del equipo que le cuidaba decidió llevárselo. El porqué de aquello es algo que Nova atribuye a la influencia de alguno de sus hermanos lejanos.

Para no ahondar en más historias clichés, usuales y de algún modo ya leídas. Nos saltaremos el cómo Nova consiguió aprender a comunicarse y a vivir en un mundo que no veía las cosas del mismo modo que él. Tampoco explicaremos el por qué su hermana postiza —quien lo sacó del hospital y le evitó el viaje al sanatorio— decidió huir mudarse a  Edén —más concretamente a Aramise, su capital— y lo mucho que costó en realidad que pudieran quedarse en tan especial nación.  Por lo mismo pasaremos por encima el hecho de que Nova terminase juntándose en grupos pseudo-anarquistas porque eran los que más toleraban su excentricidad lunática así como los de la facultad científica —pero bueno,  no es que el bueno de Nova pudiera permitirse estar todo el día estudiando—.

El hecho de que terminara como vendedor, encargado o lo que sea de la muy selecta chusma que se traficaba en el Mercado Negro fue por casualidad y luego necesidad. La casualidad vendría a ser, el momento en que uno podría haber sido cazado y por un giro de argumento no hubo nadie que quedase capacitado para cazar nada y  fueran todos acompañados de regreso a la fábrica por el bueno del ex–serafín dónde pudo contemplar cómo se trabajaba en aquel lugar. La necesidad  podría ser, por ejemplo,  el equivalente de tener que cuidar de una hermana con dos niñas a la cual hubieran despedido de su trabajo por agradarle demasiado el auto-medicarse.

Por su puesto, todo eso podría ser una hipótesis.  Lo único que sabemos del alma caritativa del bueno de Nova es lo mucho que le gusta experimentar con la vida. La vida en general, y la particular de cada bicho viviente que puebla el planeta.

¿Quién podría rechazar una oferta como la de recibir cantidades muy interesantes de dinero y un gran parque infantil que poder explotar?  Nova no iba a ser, porque por muy loco que estuviese, le faltaba un trecho largo para equiparar el nivel de estupidez de los Anteriores.
Datos extras:

~ Normalmente, dentro de su locura, Nova puede resultar ser alguien muy cordial —lo que puede permitirse—. Sin embargo esto puede cambiar tan rápido como lo es parpadear, y lo mismo a la inversa. Es decir, su humor es cambiante con las personas, y mientras que el más mínimo detalle puede provocarle el berrinche del siglo, cualquier tipo de distracción puede conseguir que se olvide de lo que haya provocado su malhumor.

~La gente que trabaja con él o que por alguna razón debe permanecer largo rato a su lado, suele sufrir pequeños cambios en su conducta debido al fenómeno “folie à deux”.  Se considera una psicosis compartida, un síndrome en el que una tendencia delirante se transmite desde un individuo a otro.  Cabe decir que cuando estas personas se ven separadas de la fuente de locura —en este caso, Nova— regresan a sus cabales. Es por eso que en algunos lugares —como en el Mercado Negro— se le conoce como “Baco” o “Dioniso” —dios del vino, inspirador de la locura, el éxtasis y el frenesí—.

~Puede dormir en casi cualquier parte, pero prefiere lugares dónde dé mucho el sol.

~A veces le da por cantar salmos, dar homilías, recitar pasajes de textos sagrados y en algunos pocos casos dar la extremaunción a personas que según él la necesitan —mascotas o esclavos maltrechos con sobredosis, personas a las que esté a punto de comerse (¿?) ni tan literal ni tan metafóricamente, etc—.

~Cuando le pican los costados se le suelen ir las fuerzas por unos segundos —a veces dependiendo de la fuerza ejercida, pueden ser minutos—.

~Aunque no lo dice, porque la mayoría de veces no es consciente de ello, extraña su antiguo hogar.

~Cuando está molesto la pupila de su ojo izquierdo se dilata, exactamente del mismo modo en que lo hacen los ojos de los felinos cuando entran en complejo de cazador. Mientras que el derecho permanece igual de contraído.

Imágenes:
Spoiler:











Información del físico: Psychic Detective Yakumo —Yakumo Saito.

Nova
Vendedor M.N.

Mensajes : 21
Localización : actualmente en la Tierra D:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.