Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estación

Primavera, epoca de clima fresco y agraddable, donde las aves cantan, los animales se aparean y ¡vuelven las alergias!
Últimos Temas
Últimos temas
» {ID} Gumi Guminola
Miér Dic 18, 2013 2:48 pm por Gumi

» ✖ Nagisa { I D ] ✖
Miér Dic 18, 2013 2:35 pm por Nagisa

» Mr. Rainbow Muffin [ID]
Miér Dic 18, 2013 2:28 pm por Elliot

» Fuuma, The Hunter.
Sáb Oct 12, 2013 9:24 pm por Fuuma

» Subaru, the twin vampire
Sáb Oct 12, 2013 9:02 pm por .Subaru.

» ✖ Kamui
Mar Oct 01, 2013 6:20 pm por Kamui.

» Fly, Fly Butterfly~ [Rei's ID]
Mar Sep 10, 2013 10:31 pm por Vivien

» Di algo del avatar de arriba
Sáb Sep 07, 2013 8:59 am por Asato

» Cuenta hasta 10
Sáb Ago 31, 2013 3:44 pm por Rin

CORPYRIGHT

Todo el contenido, imágenes, artículos son propiedad de sus respectivos autores.
Skin de Skaôi © y tablas obtenidas con permisos de

Todos los Derechos Reservados ©

Euríale, la sorcière feérique ~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Euríale, la sorcière feérique ~

Mensaje por Euríale el Jue Jul 25, 2013 11:47 am

Apodo: Elle. Lale. Enana trol. Anthuriun. La loca del hacha.
Nombre: Euríale.
Apellido: Morta.
Edad: Aparenta alrededor de unos 24 —se le estima alrededor de unos 500 años—.
Nacionalidad: Griega.
Empleo: Médico naturista.
Raza: Bruja / Hechicera
Sexo: Mujer.
Tendencia sexual: Bisexual.
Preferencia: Teko.


.Descripción Física.

Euríale a pesar de su hipotética ascendencia griega, no ofrece ningún rasgo parecido a estos. Es una chica de constitución delgada, de apariencia delicada, su estatura se encuentra por debajo de la media, alrededor de los ciento cincuenta y tres centímetros —ciento sesenta y dos si le incluyen los tacones—. Su cuerpo tiene las proporciones adecuadas para alguien de su estatura por lo que no tiene ningún exceso que le haga ver desproporcionada, es de curvas sencillas y armoniosas. Es de tez nívea, con algunos tonos rosados que aportan un color más sano a su piel.

Las facciones de su rostro —al igual que las del resto de su cuerpo— son finas, un poco más marcada en la zona de su mandíbula, de nariz respingona. Sus ojos son grandes, algo afilados y de pigmentación carmesí. En cuanto a sus cabellos, estos presentan actualmente una tonalidad verdosa —originalmente eran de un rubio ceniciento— y presentan ligeras ondulaciones. Las hebras son cortas, llegándole a un par de centímetros por encima de los hombros.

Su vestuario se compone normalmente de vestidos o trajes con faldas, al estilo de finales de los años 40, también conocido como pin up.


.Descripción Psicológica.

A grandes rasgos, Euríale aparenta tener una personalidad acogedora, es de humor fácil aunque muchas veces cae en una sutil y cínica ironía. Aunque no es dada a las palabras, no se coarta a la hora de tener que dar su punto de vista, no se avergüenza de aquello que pueda pasarle por la cabeza, tampoco le importa que sus confesiones puedan llegar a ser demasiado sinceras. En general, es difícil saber por dónde va a salir esta bruja, es imprevisible en casi todos los campos que conforman su personalidad.

Tiene una enrome facilidad para percibir su entorno —personas, situaciones, etc.— y adaptarse a ese sin aparentes problemas aunado con su mentalidad abierta, imaginativa e inteligente ha desarrollado en la bruja ciertas características en su personalidad que pueden resultar poco humildes. Es obstinada y orgullosa, a veces demasiado excéntrica, lo suficiente para enzarzarse en discusiones completamente perdidas —aun sabiendo que no tiene razón— sólo para no admitir parte de sus errores y fallos —al menos no de forma pública—.

A pesar de su apariencia delicada, es bastante capaz de sacarse de los problemas en los que se mete continuamente, y a pesar de lo que pueda aparentar no tiene vergüenza alguna en pedir ayuda si lo ve necesario. En algunas ocasiones, dada su —muy disimulada— naturaleza bondadosa —y que se puede presuponer al ver la clase de trabajos que lleva— no tiene ningún problema en ofrecer su ayuda a cualquiera que la necesite sin buscar nada a cambio, porque aunque no lo admita disfruta cuidando —o engordando— a los demás aunque sea un poco. Tampoco soporta a los abusones, timadores y embaucadores.

Le sale de forma innata ser curiosa y desafiante, explosiva en algunas ocasiones, lo que la lleva a no estar nunca quieta y buscar algo que hacer, aunque termine provocándose muchos problemas en el transcurso de sus actividades —ya sea haciendo explotar su cocina, o haciendo cruces extraños en su pequeño jardín—. Es inesperadamente optimista, y le gusta contagiar a las otras personas demasiado negativas para su gusto.

Puede ser que en algunas ocasiones resulte hermética, puesto que no es alguien a quien le gusta hablar de si misma —aunque no tenga reparos en hablar muchísimo de otras cosas e incluso personas—, se rige por sus propio sentido de la moral y responsabilidad, así también tiene su propia visión de la justicia.

Es bastante torpe a la hora de llevarse bien con la tecnología actual, a excepción de algunos aparatos electrónicos como el televisor y las videoconsolas. Sin embargo, es un peligro con un robot de cocina.


.Gustos.

◇Pyramid Head —sin comentarios—.
◇El chocolate.
◇Las plantas.
◇Viajar.
◇Los gatos.
◇Las pequeñas travesuras.
◇Sus colegas de viaje.
◇Su tienda.
◇La música.
◇La literatura.
◇Coleccionar cosas.


.Odios.

◇Zombies y vampiros.
◇Los perros.
◇El abuso de poder.
◇Otros brujos.
◇Los gritos.
◇Los excesivamente emos.


.Historia.

Euríale nació en una isla remota situada en el punto más sur de Grecia. Los primeros años de su infancia no son dignos de mención, fueron lineales —por así decirlo— y muy coartados. Al demostrar habilidades semejantes a las que supuestamente había tenido su desaparecida madre desde muy pequeña, fue encerrada en el interior de su pequeño caserío junto con su hermana mayor, Átropos. La joven nunca muy consciente de la situación familiar, se dedicó a pasar el tiempo con su hermana dedicándose a la botánica, aprendiendo a usar su don para tratarlas.

A los catorce años un incidente en las tierras dónde vivían quemó el caserío de la familia, y aunque las niñas lograron salvarse, del padre no se supo nada. Todos asumieron que había muerto durante el suceso. Euríale y Átropos se trasladaron así, al centro del pueblo de su isla natal. Su presencia en el lugar instauró una atmosfera tensa, siendo una población cerrada y supersticiosa, al saber de la naturaleza poco humana de las niñas, supusieron que había sido por ellas el que su hogar se hubiera quemado. Así, con cada pequeño incidente de causa natural, algunos aldeanos comenzaron a culpar a las pequeñas hijas de bruja. Precisamente por ello y para evitarse problemas con la gente, las dos niñas se marcharon de la isla, con la ayuda de algunos pescadores.

Al llegar a la península, no se quedaron en ningún sitio en concreto durante mucho tiempo. Usaban sus dones para ayudar a sanadores y curanderos a cambio de comida y un lugar para dormir y seguir con sus estudios. Sin embargo, cuanto más se acercaban a la Europa occidental se encontraban con problemas para seguir sus estudios debido a la persecución que sufrían por aquellos tiempos los brujos y otros seres que no hubieran nacido directamente de humanos.

Por algún tipo de ironía, ambas terminaron trabajando para Cosme I de Médici o al menos en su hogar de residencia —el Palacio Pitti— como parte de su servicio. Estuvieron presentes en las bodas de éste, y se ganaron la suficiente confianza por parte del matrimonio como para que les permitiesen encargarse de la salud de la que sería su futura descendencia. Después de la muerte de la esposa del Duque y de dos de sus hijos por malaria, Átropos se sumió en una pequeña depresión y fue Euríale quien tuvo que encargarse de su traslado.

Durante varios años volvieron a viajar a varios rincones del planeta, pasando varias décadas en China por capricho de Euríale quien sentía mucha curiosidad por la medicina oriental, y quiso poner en práctica fusionándola con sus conocimientos de medicina naturista y sus habilidades. Átropos, por otra parte, al haberse visto tan afectada por las vidas que no habían logrado salvar a lo largo de sus viajes, se obsesionó mucho con la muerte y en la búsqueda de como engañarla. Esto llevó a que ambas se separaran debido a sus diferentes puntos de vista, durante muchísimo tiempo.

Así fue como Euríale se quedó completamente sola en sus viajes. Al estar interesada en las artes espirítuales del país oriental, su estancia se alargó durante décadas hasta que finalmente estableció su residencia en un pequeño templo en el Himalaya, dónde al fin pudo volver a recrear el jardín que habían heredado de su madre. Manteniéndolo siempre vivo mediante magias y así procurar que incluso las plantas con dificultad de crecer —por nos ser su hábitat natural, ser delicadas a temperaturas extremas, etc.— se mantuvieran sanas y fuertes.

No fue hasta pasado mucho tiempo, que Euríale no volvió a escuchar de su hermana. Ésta, le explicaba por medio de una carta —cuyos métodos para hacérsela llegar no interesan— que había estado trabajando junto a varios magos y brujas que podían considerarse eminencias en artes oscuras. También le hablaba de ciertos experimentos que habían estado llevando a cabo a modo de burlar la muerte, y que habían dado sus frutos.

Aquella noticia provocó que Euríale abandonara su país en busca de su hermana Átropos, preocupada por las locuras que podrían llevar a cabo. Además de que, como buena bruja, sabía a la perfección que abusar de la magía conllevaba grandes sacrificios que muchas veces los incautos no podían llegar a imaginar, y que aquella ingenuidad podía ser aprovechada por los que sabían demasiado.

Sin embargo, para cuando pudo localizar el último paradero de Átropos, recibió malas noticias por medio de un contacto que había hecho tiempo atrás —en su estadía en Alemania—. El experimento no había salido exactamente como algunos de los implicados habían imaginado. Las criaturas que habían logradorevivir no sólo regresaban de forma incompleta, sino que también resultaba difícil que sus cuerpos permanecieransanos y, además, renacían con un impulso salvaje y completamente animal que los llevaba a comerse cualquier ser vivo que se encontrasen por delante. Átropos, junto con varios de sus colegas, resultaron ser la primera comida de un pequeño grupo de lo que actualmente podría describirse como zombies.

Es fácil imaginar que la noticia de la muerte de su hermana —incluyendo el hecho de que no quedara demasiado de ella que rescatar— provocó un gran shock en Euríale. Durante algún tiempo permaneció junto con algunos amigos en Finlandia, repasando de forma compulsiva los cuadernos en los que Átropos había plasmado su estudio acerca de la muerte. Al conocer la identidad de algunas de las personas para las que su hermana trabajó, que le prestaron ayuda y que facilitaron lo necesario para seguir adelante con sus experimentos, Euríale llegó a la no muy diplomática decisión de que iba a llevar a su fin a todos los que estaban implicados.

Cabe decir que aquella época no es de la que Euríale esté especialmente orgullosa, debido a que su periplo vengativo se convirtió en una obsesión, terminó derivando en una caza de seres no muertos, de sus amos y/o creadores. Tampoco es algo que le hiciera sentirse demasiado, durante esos años la bruja se consiguió muchísimos enemigos, de razas muy diversas y un cúmulo de recuerdos de los cuales prefiere evitar hablar.

Durante sus pesquisas en una ciudad de Europa, Euríale se rencontró con una bruja que había conocido en las faldas del Himalaya. Habían coincidido varias veces en el mismo lugar porque la otra bruja solía comprar ingredientes de lo más extraños y de los cuales Euríale cultivaba en su jardín. Por una razón u otra, la griega terminó acompañando a su amiga en sus viajes, en un intento de recuperarse así misma y dejar atrás una etapa en la que no había logrado nada; para lograr eso, decidió deshacerse de las investigaciones de su hermana —las cuales escondió en el templo que había tomado como hogar durante un tiempo— y regresar a sus estudios sobre magias más sanas.

Se separó de su amiga al llegar a una ciudad portuaria de Bélgica, dónde Euríale se asentaría aprovechando que se encontraba en una de las capitales mundiales del chocolate para corroborar ciertos estudios en los que se atribuían propiedades sanadoras al cacao. Pasó varios años bajo la tutela de varios maestros chocolateros y tras encontrar el modo de mezclar el nuevo conocimiento adquirido con su estilo de sanación, Euríale se marchó con una nueva caravana a seguir con sus viajes a lo largo del mundo ofreciendo sus servicios —y huyendo de ciertos conocidos—.

Finalmente, se asentó en Aramise. Dónde, con el dinero que había recolectado a lo largo de sus viajes, se compró una tienda en el centro de la ciudad y la adaptó para su oficio, principalmente como sanadora naturista. Las razones por las que decidió quedarse en la ciudad de forma permanente son completamente desconocidas, supuestamente.


.Datos extra.

◇Aunque es bastante diestra en varios tipos de magia, suele usar toda aquella que es considerada como buena o en su defecto blanca, así como la espiritual. Tiene conocimientos muy vastos acerca de la nigromancia y artes parecidas, pero es reticente a usarlo sin una razón de peso.

◇Sus terapias para el espíritu son de lo más extrañas, y muchos aspectos, no tiene ningún tipo de sentido —es adicta a la chocolaterapia—.

◇Su varita mágica, la cual aparentemente es una varilla de jade con algunos accesorios triangulares de metal, tiene la capacidad de transformarse en un hacha de guerra, la cual — aunque lo niegue — suele usarla a menudo.

◇A pesar de que vive para su trabajo —el cual adora—, es muy aficionada a los videojuegos de plataforma, de terror y género survival. Es no muy secretamente fan de Pyramid Head y a veces es normal encontrarse algunos detalles —la mayoría merchandising— de este personaje tanto en su tienda como en su casa.

◇Siempre usa zapatos con tacones altos, de colores estridentes y con formas que no tienen nada que ver con los tiptoes clásicos.

◇Aunque se supone que su tienda sólo ofrece remedios naturales, suele aceptar otros encargos de forma extra-oficial —creación de pociones, ciertos objetos para rituales, filtros emocionales y un largo etc—. Tiene una forja escondida en la tienda y tiene en la azotea de la misma una reconstrucción del jardín que dejó en el templo dónde vivió por tanto tiempo (usando varios encantamientos para expandir el lugar sin que sufriera ninguna transformación visual a ojos de los demás), por lo que se llega a la conclusión de que el pequeño local que compró ha sufrido varias transformaciones mágicas.

◇Durante un período largo de su vida, estuvo cuidado de una pareja de gemelos vampiros, que adoptó como hijos. Aunque ahora ya no viven con ella, suelen visitarla a menudo.

.Imágenes
Spoiler:







.Información de físico.
Kazami Yuuka—Touhou.

Euríale
Mago/Bruja

Mensajes : 2
Localización : En la tienda

Volver arriba Ir abajo

Re: Euríale, la sorcière feérique ~

Mensaje por Sebastian Birkin el Jue Jul 25, 2013 11:59 am

FICHA ACEPTADA Y CERRADA.
Bienvenid@.



Sebastian Birkin
Vendedor

Mensajes : 19

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.